México necesita un Partido Pirata

El Partido Pirata de Finlandia acaba de ganar su registro, uniéndose al ya consagrado Partido Pirata de Suecia, y al de Francia y España. Sobre esto, no tengo absolutamente ninguna queja más que el nombre.

Cuando me preguntan qué opino sobre la piratería, digo que la piratería es una práctica criminal que debe ser castigada porque no es bueno ni ético asaltar barcos en el mar; porque eso es la piratería. Por suerte la piratería no se ha extendido más allá de Somalia. Quienes descargan archivos de internet no son piratas. Los piratas son quienes asaltan barcos por el botín que les produce. Si alguien merece ser llamado pirata no soy yo, ni ustedes, son nuestros gobernantes quienes sexenio tras sexenio se disputan en una batalla encarnizada el privilegio de asaltar el país para después repartirse el botín entre ellos.

¿Qué es lo que buscan los partidos piratas? Buscan una distribución adecuada de la riqueza atacando los pilares del capitalismo feroz en el que vivimos. A lo que me refiero con esto es a acabar o al menos mermar la forma en la que se produce la riqueza en la actualidad, es decir, las patentes, el monopolio y la propiedad intelectual.

Las propuestas de los partidos piratas son algo revolucionarias. Se quiere reformar las leyes de copyright de cada país para hacer la producción de nuevas obras más libre. Por ejemplo, se quiere hacer que desde la publicación original de una obra, cualquiera que sea, ésta sea parte del dominio público siempre y cuando se redistribuya y se creen obras derivadas sin ánimo de lucro. El autor original, todavía tendrá los derechos de explotar comercialmente su obra pero durante un período más corto que el actual, en la mayoría de las propuestas ronda al rededor de los 30 años. Es decir que si yo publico un día mi libro titulado “Las Más Nuevas Aventuras de Simbad el Marino” y se convierte en un best-seller a la tercera semana, y la misma JK Rowling me pide que le firme un libro, sólo yo tendré los derechos de publicarlo comercialmente a través de una editorial y vender los libros como si estuvieran empastados con hojas de oro adornadas de diamantes. Sin embargo afuera de la librería alguien me podría pedir que le firme su engargolado del libro al que le acaba de sacar copias enfrente, esto no sólo debería ser legal, sino también debe ser promovido porque todas las personas deben tener libre acceso a la cultura y no ser privilegio de quienes lo puedan pagar.

En cuanto a las patentes, éstas se quieren limitar con el objetivo final de eliminarlas. Si alguien descubriera que una exposición de tres segundos a los astrocontrafotones gama de Stallman curaran el SIDA y el mal aliento, hoy en día, esta persona acudiría a la oficina de patentes a registrar su gran hallazgo para ser la única persona que pueda aplicar su descubrimiento. Esto permitiría que esta persona se enriqueciera lo suficiente para jamás tener que usar una bata blanca en su vida, claro que lo haría a costa de las 14 personas que pueden pagar el exagerado precio del tratamiento, lo que significaría que cientos de miles de personas siguieran muriendo hasta que se acabara el plazo inicial de la patente. Al estar limitada la patentabilidad de tales hallazgos, esta persona seguiría ganando su premio Nobel, pero al siguiente año otra persona ganaría un premio Nobel al descubrir que los astrocontrafotones de Stallman al ser combinados con monóxido de dihídrogeno también curan el cáncer de próstata y la calvicie.

Lo que los partidos piratas desean es llevar a la realidad el movimiento de la cultura libre haciendo que las personas no creen obras por el simple afán de enriquecerse, sino para apoyar en un espíritu de hermandad a las demás personas. No tengo tiempo ni energía para hacer un tratado completo sobre esto, pero quiero mencionar unos cuantos puntos más que me interesan.

A diferencia de lo que muchas empresas tradicionales, como disqueras, editoriales y estudios cinematográficos piensan, los partidos piratas están convencidos de que el internet no es una creación del diablo. Lo que sí es obra del diablo son cosas como la avaricia, la ira y la envidia de estas empresas, sin mencionar la pereza al no haberse adaptado a la era actual. Hoy en día es posible reproducir la información en un número prácticamente infinito de veces por un precio y esfuerzo prácticamente nulo. Es inútil y estúpido intentar parar la libre distribución de la información en internet porque para hacerlo se deben crear normas estúpidas y perversas (como la ley Hadopi de Francia) que criminalizan a una mayoría de la sociedad, lo cual al hacerlo es imposible multar o encarcelar a todos por lo que se ha recurrido a aplicar estas normas estúpidas en una minoría con el único propósito de asustar a la mayoría e intentar crear un efecto placebo de tenerla controlada.

No sólo México necesita un partido de ideología “pirata” o libre, lo necesitan todos los países porque si se logra primero la creación de estos partidos y después hacer que tengan voz en la política, podemos llegar a un cambio definitivo, y no sólo a alternar entre un cambio y otro que son en realidad variaciones de lo mismo. En México lo más cercano a esto creo que es el PSD, pero aún está bastante lejos.

Alguien opina algo sobre esto? Creen que debo ser encarcelado por rebelde o están de acuerdo conmigo?

Anuncios

3 responses to this post.

  1. Posted by Adante on junio 11, 2009 at 6:42 pm

    El PSD, por favor, para que una utopía tan perfecta ocurra en México que primero necesitan mejorar la calidad de vida de más de la mitad de la población.

    Más de la mitad sur del país sufre de pobreza alimenticia y quieres darles acceso a cultura “libre”, ¿Qué harían con eso? ¿Comer las obras de Shakespeare o cinco mil páginas de la Wikipedia? Cosas tan triviales como bajar el ultimo disco de Katy Perry y usarlo como inspiración para crear el mejor álbum de la historia nominado a 6 Globos de Oro, es lo que menos les interesa a personas que no tiene un misero peso para comer.

    He de admitir que el concepto es bueno, pero únicamente para países del primer mundo, donde la gran mayoría de la población satisface sus necesidades básicas, por lo cual considero que para México un partido así no es la mejor opción.

    Responder

    • Posted by Simbad on junio 11, 2009 at 8:50 pm

      el problema es la terrible distribución de la riqueza, donde la mayoría del dinero está en manos de una minoría. El truco es mejorar la distribución de la riqueza, primero que nada eliminando monopolios, es decir, jodiendo un poquito a Slim. De paso se asegura el libre acceso a la cultura, lo que beneficiaría a una gran parte de la población. A muchos les daría igual porque ya tenían acceso a la cultura. Y a los que les importa poco porque les preocupa más saber qué van a comer al día siguiente, por ellos poco se puede hacer, pero se haría algo. El dinero ya no va a estar en Slim va a estar en otras pequeñas empreas otras más grandes, Se generarán empleos y de alguna forma se les ayudará.

      Nadie está haciendo nada por ellos, O crees que repartir unas despensas cada 3 años para ganar votos les sirve de algo? La pena de muerte les va a ayudar? Tendríamos que fomentar el canibalismo.

      Además el acceso a la cultura es fundamental, claro que primero está el agua y la comida. Esto a nadie le perjudicaría mas que a los que han evitado que esto sea realidad desde el inicio, es decir a los de arriba a las grandes corporaciones que poco les importan los demás si pueden ganar uno o dos pesos más.

      Responder

      • Posted by Adante on junio 13, 2009 at 1:56 am

        En parte tienes razón, pero evidentemente deshacer la centralización del poder en un grupo pequeño, y en realidad creo que tardará muchísimo más tiempo del que se “tiene” planeado.

        Por las razones que sean probablemente cuando muera la situación sea la misma. La cultura por otra parte, podrá cambiar de manera radical, y todo tendrá sus ventajas y, por supuesto, sus desventajas, sin embargo cómo lo haga cada gobierno, es una parte, por decirlo así, delicada; cosas obvias sucederán, gente con el poder de presionar al gobierno, el cual tendrá que hacer algo para satisfacerlos {No mencionaré casos pero hay unos muy obvios}.

        Bien es sabido que los países más cultos, son en ocasiones de los más desarrollas, tal es el caso de los países nórdicos, pero de igual manera la veo difícil en México.

        Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: